La penosa situación que viven 6,3 millones de niños pobres

Por Savador Treber para Hoy Día Córdoba

El tema ha dado lugar a arduas discusiones en procura de llegar a una conclusión única e indiscutible que defina conceptualmente las características que tipifican la situación de pobreza de los niños y jóvenes de hasta 17 años. Y ha sido motivo de innumerables reuniones en que se convocaron a los más reconocidos especialistas.

Inicialmente, se pensó que sería una tarea sencilla, pero a medida que se ahondaba el análisis las disidencias se multiplicaron. Felizmente primó el deseo de unificar conceptos y buscar la mejor forma de identificar con la mayor precisión posible cuando estamos frente a ese drama humano. Esa coincidencia, a su vez, hizo posible extender a todos los países del mundo el análisis evaluando los mismos parámetros.

En nuestro país se distingue entre 3,5 millones de ellos, que en forma permanente sufren carencias que no le permiten tener una alimentación adecuada, y los restantes 2,8 millones que, si bien se alimentan en forma razonablemente aceptable, sufren otras múltiples carencias que los condenan a vivir en un ámbito hostil del que será difícil librarse. Los especialistas determinaron que siete de cada diez niños que nacieron en hogares de padre pobres lo serán en el futuro cuando se conviertan en hombres y mujeres. Ha sido en Unicef donde se trató y logró definir con mayor precisión cuando esa importante franja de la población vive y afronta tal situación. Y que está estrechamente relacionado con las posibilidades o no de adquirir los elementos que integran la denominada “canasta básica”; además de casa digna, electricidad, agua vestimenta y educación. En base a tales elementos, el organismo internacional definió qué implica “ser un niño pobre en el mundo”. En referencia a dicha problemática y a través de un informe conjunto con el Indec intitulado “Pobreza monetaria y Privaciones no monetarias”, Unicef detectó que actualmente cerca del 48% de dicho colectivo sufre por lo menos la carencia de algún elemento de los que se consideran “sus derechos básicos”.

La evaluación de la pobreza en Argentina

Las variantes que asumen esta carencia, sea total o parcial, versa sobre áreas de la educación, saneamiento y protección social; pero para determinar con más precisión su real alcance debe diferenciarse entre “pobreza monetaria o privaciones no monetarias”. Cabe agregar que en hogares monoparentales las condiciones de pobreza monetaria alcanzan al 52% del colectivo (integrado por 6,3 millones de niños jóvenes). De ese total, 3,5 millones son considerados como “económicos”, debido al insuficiente ingreso que disponen en sus hogares. Incluso, los autores del informe han advertido que en próximas entregas es probable que se acentúen las malas noticias, dado que en las ya conocidas no se incorporaron integralmente las consecuencias derivadas del efecto que provoca el proceso inflacionario.

Resulta oportuno advertir que en los grupos poblacionales que componen los tres primeros escalones de titulares con menor ingreso, sin excepciones, se detecta que el número de hijos es notoriamente mayor; probablemente por carencia en sus progenitores, que se identifica como “cultura reproductiva”. En efecto, los datos disponibles revelan que ese tramo que constituye el 30% de la población total, los grupos familiares, en promedio, están integrados por 5,7 personas, lo que implica una media de 3,7 hijos; mientras en el 70% superior que incluyen a los integrantes entre la cuarta franja hasta la cúspide de la pirámide poblacional, el promedio desciende a solo 3,8 componentes; dado que lo más habitual es que en esos grupos familiares haya solo dos hijos. La autolimitación requiere que las parejas incorporen conocimientos específicos sobre la materia, y los que completan los estudios del ciclo secundarios y terciarios, en especial universitario, son notoria mayoría; en el caso de los primeros, los integran las franjas ubicadas entre la cuarta y séptima inclusive; mientras que desde la octava a la décima, son mayoría absoluta quienes provienen de familias que antes ya estaban en alguno de esos tres tramos.

Durante 2006 y 2014 hubo una significativa reducción de la pobreza en sus dos diversas expresiones. Después de haber trepado en forma inusitada en 2001, cuando la pobreza alcanzó nada menos que al 66% de las personas. La baja operada en el período referido, tras un eficaz contralor, se advirtió por la disminución de los incluidos por entonces, que pasó a un 42,7%. La perspectiva para el presente año no es nada optimista y, según los técnicos de Unicef, lo más probable es que las identificadas como privaciones no materiales se mantengan alrededor de los mismos niveles; en el caso de las privaciones monetarias se estima que, como mínimo, subirán unos cinco puntos porcentuales. Los analistas, además, formulan una dura crítica a todas las estadísticas oficiales que han tratado de ocultar el problema.

Todos coinciden en que no se puede obviar el “análisis multidimensional de la pobreza” elaborado a partir de lineamientos básicos aconsejados por la Convención de los Derechos del Niño y los Objetivos de Desarrollo Sostenido de la ONU. En este sentido, nuestro país no ha sido diligente y, según destacaron de manera unánime los investigadores locales “aunque no están incluidos aspectos como salud y nutrición, los lineamientos esenciales se vienen observando satisfactoriamente en el mundo”. En cambio, en nuestras esferas oficiales se prefiere reiterar publicaciones sin aportar nuevos datos ni mayores comentarios para estos aspectos.

Según explican en el estudio, “vivir en pobreza durante la infancia significa no asistir a la escuela, ni aprender, saltar una de las comidas, ir a dormir con hambre, no tener zapatos o vestimenta digna, estar privado de atención médica y estar expuestos a enfermedades, vivir en un hogar sin agua potable, electricidad, en espacios inseguros y en condiciones de hacinamiento o enfrentarse a muchas otras carencias”. Esta virtual colección de infernales vicisitudes, lamentablemente, son harto frecuentes y continuadas para alrededor de la mitad de los niños que habitan el suelo argentino sin que los gobernantes de todas las jurisdicciones realicen muchos esfuerzos para atenuar primero y eliminar después ese “largo camino que siempre los conduce al Infierno”.

En la Universidad Católica Argentina (UCA) se analizó la problemática y se caracterizó cada una de las variantes que asume el tema en las diversas regiones y provincias de nuestro país bajo seis aspectos (vivienda adecuada, acceso al agua potable, habitad seguro, educación, protección social y saneamiento básico). Estos servicios deberían ser adaptados a las condiciones y necesidades de cada área. La zona más problemática que presenta profundos retrasos y restricciones en la disposición de agua potable e igualmente muy escasos niveles en cuanto a saneamiento son las regiones ubicadas al norte, noreste y noroeste del país. Luego aparece la Región Central (a la que pertenece Córdoba) y Cuyo; mientras en los lugares preferenciales se ubican la Región Patagónica y la ciudad Autónoma de Buenos Aires.

En relaciones porcentuales sobre la población total y, evaluando por el número de personas, dentro del área reconocida como del Gran Buenos Aires los pobres cubren el 58,5% de su población total, la expresión más elevada y preocupante; en segundo lugar se encuentra la Región Centro, en que los mismos alcanzan al 45,1%. En el NOA son proporcionalmente muy poco menos inferiores pues representan el 42,2% de su población; mientras en la NEA alcanzan al 37,9%. En los dos primeros escalones están la Región Cuyana con 33,6% y 29,7% la Patagónica.




NOVEDADES

La comunicación de los procesos políticos en la era digital

En las últimas décadas la comunidad global experimentó una serie de transformaciones sociales, políticas, económicas, culturales y tecnológicas que modificaron las formas y los tiempos de las comunicaciones. La Revolución de las Tecnologías de la Información voló por los aires las nociones más clásicas de la comunicación, tales como las ideas de emisor y receptor, o de un circuito de comunicación unidireccional…

#AhoraQueSiNosVen Visibilizar problemas para pensar en soluciones

“Ahora que si nos ven” es, en la actualidad, uno de los lemas y consignas de las luchas por la igualdad de derechos y oportunidades entre los géneros, y por, sobre todo, de la batalla por la visibilización de la problemática que atraviesan las mujeres en los distintos países del mundo.

La revolución de los vices

Luego de una larga pasarela de alianzas teóricas y fotos bienintencionadas, Argentina definió los espacios políticos que aspiran a la presidencia. La concreción de las fórmulas, particularmente la elección de los candidatos a la vicepresidencia, viene marcando el ritmo del ciclo noticioso.

Cuidado, son falacias

Cuando el filósofo nipo-americano Francis Fukuyama diagnosticó, en los primeros años 90, que la historia se había terminado tras la caída del Muro y la disolución de la Unión Soviética, fuimos muchos los que largamos la carcajada. Otros, más sutiles, se limitaron a una sonrisa irónica y lastimosa.

La penosa situación que viven 6,3 millones de niños pobres

El tema ha dado lugar a arduas discusiones en procura de llegar a una conclusión única e indiscutible que defina conceptualmente las características que tipifican la situación de pobreza de los niños y jóvenes de hasta 17 años. Y ha sido motivo de innumerables reuniones en que se convocaron a los más reconocidos especialistas.

De charlas con Francisco (3)

Me comprometí a anotar en esta bitácora algunas líneas sobre el tercer punto de aquella tríada de fricciones que dije enfrenta Jorge Mario Bergoglio: la reacción corporativa de la curia ante los intentos del papa por encarar los abusos pedófilos del clero. Y dije que para hablar de este tercer punto de fricción hay que considerar el rol de Benedicto XVI.

Argentina: campaña con sorpresas

Sorpresa. Consternación. Entusiasmo. Asombro. El anuncio de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner de postularse como vicepresidenta de Alberto Fernández hizo temblar los cimientos de las alianzas políticas de cara a octubre. El microclima argentino fue un laberinto de emociones en los últimos diez días.

La llave del Estado responsable

En política, innovar es rescatar un Estado responsable, equidistante del abstencionismo neoliberal y del intervencionismo populista.

Una puerta hacia nuevos desafíos para Alemania y Europa

La configuración de un nuevo Parlamento Europeo luego de las elecciones del domingo 26 de mayo dejará una serie de cambios importantes que se traducirán en nuevos desafíos para la Unión Europea.

Émula del tiempo

Acabamos de asistir al primer evento artístico simultáneamente global: Game of Thrones cerró su octava y última temporada con una visión planetaria. Nunca antes había pasado, pero este nuevo escalón será la plataforma de escalada y a partir de ahora tendremos cada vez más eventos similares que convoquen, a partir de un buen argumento literario ficcional y una superproducción visual, a un público planetario.

Del inconveniente de no acordar

La división política que existe en Argentina repercute en todas las esferas de la vida pública. Quien gane las próximas elecciones tendrá el desafío más importante en mucho tiempo.

La economía sustentable de Francisco y Stiglitz

El papa Francisco anunció su convocatoria a economistas de todo el planeta de cara a 2020. Intentará impulsar un pacto mundial para transformar el modelo la economía internacional.